a Cora

Ignora
el colibrí
que su esfuerzo
incesante aleteo
ingrávido
parece fácil
y perfecto

                 admirable.