Aquí estamos
en medio del camino de elefantes que acarician los cielos
con sus trompas
mientras esperamos el beso que jamás llegaremos a darnos
sin esperanzas
sin nombres
sin futuro

       en realidad no moriremos

sólo estaremos más cerca de las estrellas.